Destilados medios

Los destilados medios son compuestos derivados del petróleo, fundamentalmente gasóleos, que se obtienen en el intervalo medio de destilación del crudo. 

¿Qué son los destilados medios?

Los destilados medios son una serie de productos derivados de la destilación del petróleo que se extraen en el intervalo medio de ebullición, entre 175 y 400ºC, durante el proceso de destilación del crudo. 

También se denominan destilados medios porque los compuestos se separan físicamente en la parte media (a media altura) de la columna de destilación fraccionada del petróleo.

Estos derivados se conocen más popularmente como gasóleos o gasoil, e incluyen fundamentalmente el diésel (gasóleo A y B), el gasóleo de calefacción (gasóleo C), el fuelóleo pesado y el queroseno. 

En función del tipo de petróleo y la tecnología utilizada, la producción de destilados medios puede rondar entre el 25% y el 40% del volumen total de crudo.

El gasóleo es un líquido claro, ligeramente amarillo claro, aunque se le suelen añadir colorantes para distinguir las diferentes variantes en las que se comercializa.

La composición química de los destilados medios varía entre los 15 y los 23 átomos de carbono, con una densidad no superior a 0,860 kg/l a 15°C y una temperatura de inflamación que está por encima de los 60°C. 

Los gasóleos son hidrocarburos con un alto poder calorífico: 10,28 kWh/l de poder calorífico inferior (PCI) por lo que resultan excelentes combustibles para la calefacción y los vehículos. 

Por contra, en su combustión se desprenden gases de efecto invernadero, sobre todo dióxido de carbono (CO2), además de monóxido de carbono (CO) y dióxido de azufre (SO2), por lo que su utilización conlleva un importante impacto medioambiental.

Destilados medios

Tipos de destilados medios del petróleo más comunes

Los destilados medios del petróleo o gasóleos cubren una amplia gama de aplicaciones domésticas e industriales. 

Repasamos a continuación sus tipos y características principales.

Diésel: gasóleo A y B

Son los gasóleos o destilados medios más adecuados para su uso como combustible en vehículos a motor. Están muchos más refinados que el gasóleo C y cuentan con una serie de aditivos extra que protegen el motor y que los hacen más eficientes, menos contaminantes y más estables químicamente.  

El gasóleo A, conocido como gasoil o diésel, es la fórmula más refinada y su mezcla cuenta con aditivos de mejor calidad, por ello, es el que se utiliza en la mayor parte de los vehículos. 

A este tipo de gasóleo se le ha incorporado un colorante amarillo para diferenciarlo de los otros y se caracteriza por ser el que tiene la carga de impuestos más alta y, por tanto, es el más caro para el consumidor final.

Por su parte el gasóleo B es un carburante orientado a los motores de maquinaria agrícola e industrial. Se emplea también en barcos de pesca y pasajeros, generadores y otros vehículos autorizados. 

En este caso es un colorante rojo el que le da su color característico. El gasóleo B es un gasóleo bonificado que cuenta con importantes ventajas fiscales, por lo que para poder utilizarlo es preciso cumplir una serie de requisitos.

Gasóleo de calefacción o gasóleo C

El gasóleo de calefacción o gasóleo C es el destilado medio concebido para su uso en calderas de calefacción o equipos de producción de calor. Lleva un aditivo que le proporciona un color verde-azulado. 

El gasóleo C contiene muchas más impurezas que los gasóleos A y B, por lo que no se recomienda su uso en motores, ya que podría dañarlos, y su coste es mucho inferior. 

Fuelóleo pesado 

El fuelóleo o fueloil pesado es una tipología de fueloil de consistencia similar al alquitrán (de alta viscosidad) que se genera en la parte más baja de la fracción media. 

Se utiliza como combustible en procesos industriales, por ejemplo en grandes instalaciones como centrales térmicas y en motores diésel marinos. 

Según la proporción de azufre en su mezcla, nos encontramos con tres clases principales: fuelóleo alto en azufre (HSFO), fuelóleo bajo en azufre (LSFO) y fuelóleo ultrabajo en azufre (ULSFO).

Queroseno

Bajo la denominación general de queroseno se agrupan los diferentes destilados medios que se emplean como combustibles de aviación: jet fuel, jet B, bioqueroseno, que se diferencian en las variaciones de la mezcla (solo queroseno o queroseno con diferentes proporciones de gasolina).

El queroseno es una de las fracciones del petróleo que se lleva usando más tiempo y se utilizó durante mucho tiempo para alimentar lámparas de aceite y obtener iluminación. Hoy en día su uso está restringido como combustible de turbinas o motores a reacción como los aviones.

¿Quieres que te ayudemos?

¡Te llamamos gratis!

Si necesitas ayuda para escoger la tarifa de luz o gas que mejor se adapte a tus necesidades, rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo de forma personalizada.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores