Gas

¿Cómo se extrae el gas natural?

Conocer cómo se extrae el gas natural te permitirá entender su rol en el mercado energético y su consideración, junto con la energía nuclear, como una fuente de energía estratégica para la descarbonización.

El gas natural llega al punto de consumo sin apenas haber experimentado modificaciones químicas, por lo que se trata de la energía fósil menos contaminante que, además, ofrece un rendimiento energético muy alto si la comparamos con otras fuentes de combustible.

Con la intención de que disipes cualquier tipo de duda al respecto, te hemos preparado la siguiente información sobre cuáles son los métodos de extracción y dónde se encuentran los yacimientos actuales. 

Métodos de extracción del gas natural

Cuando se detecta una bolsa de gas natural el primer paso es analizar si el yacimiento será rentable estudiando la demanda potencial y basándose en los siguientes criterios: 

  • Profundidad a la que se encuentra el gas. 
  • Volumen aproximado. 
  • Características de los estratos sobre el gas. 
  • Composición química.
  • Presión.

Por norma general, para extraer el gas natural se emplea la técnica de rotación directa, aunque existen otras denominadas “no convencionales” que también vamos a abordar a renglón seguido.

Rotación directa

La rotación directa para la extracción de gas natural es la técnica más empleada y alcanza profundidades superiores a los 7.000 metros, aunque también pueden abrirse pozos de poca profundidad gracias a perforadoras ligeras. 

Los pozos de explotación se perforan con equipos que se montan sobre una plataforma giratoria con una torre de 30 a 40 metros de altura y se componen de otros elementos como: 

  • Un motor. 
  • Una mezcladora de lodo. 
  • Una bomba de inyección. 
  • Un cabrestante o torno de eje vertical con cable metálico. 
  • Tubos de aproximadamente 27 metros de longitud.

La tubería de perforación hace girar una barrera de fricción con bordes cortantes o con cuchillas rotativas a una velocidad de entre 40 y 250 revoluciones por minuto para abrirse camino hacia la bolsa. 

Existen diferentes tipos de gas natural. Si se encuentra asociado con petróleo y otros componentes habrá que extraerlo mecánicamente. Por contra, la no asociación a otros elementos permite que brote de manera natural por sí solo.

En el momento en el que el yacimiento se agota, se desmantelan las instalaciones y se sella el pozo o también puede emplearse como almacenamiento natural de gas. 

Fracking

El fracking o fracturación hidráulica de alto volumen es una técnica que fractura elementos y se emplea para liberar el gas atrapado en rocas y arenas en 2 contextos diferentes:

  1. Shale gas. Hace referencia al gas procedente de pizarras o esquistos (una roca negro azulada que se divide en hojas). No obstante se debe fracturar la roca para poder obtenerlo. 
  2. Tight sand gas accumulations. En este caso el gas natural queda atrapado en arenas de baja permeabilidad que impiden que pueda acceder a capas terrestres superiores.

Este método ha sido declarado ilegal en España a raíz de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.

Gas liberado en la extracción del carbón

Puede darse el caso de encontrar gas natural asociado al carbón, como ocurre de igual manera con el petróleo, y que se recupera en el procedimiento de extracción para enviarlo posteriormente a los gasoductos. Es el llamado “coalbed methane” conocido por las siglas CBM.

Cómo se extrae el gas natural

¿Dónde se encuentra el gas natural?

El gas natural es una mezcla de hidrocarburos –principalmente metano– que se encuentra en la naturaleza, concretamente en reservas subterráneas porosas “onshore”, es decir, en tierra firme o bien “offshore”, bajo el mar.

Principales países suministradores de gas natural

Los yacimientos más importantes de gas natural que se han descubierto hasta el momento se encuentran en: 

  • América del Norte: Estados Unidos y Canadá.
  • América del Sur: Argentina, Venezuela, Trinidad y Tobago. 
  • Europa: Alemania, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Holanda, Italia, y también Gran Bretaña. 
  • África: Argelia, Libia, Nigeria o Egipto.
  • Federación rusa y Asia central: Uzbekistán, Kazajistán y Turkmenistán.
  • Oriente Medio: Arabia Saudí, Kuwait, Irak, Qatar, Emiratos Árabes e Irán.
  • Asia y Oceanía: Australia, China e India.

En lo que concierne a España, en el subsuelo de las provincias de Álava y Sevilla, la Costa Vasca y el golfo de Cádiz se han encontrado bolsas de gas natural. Sin embargo, el que se consume en nuestro país es importado.  

¿Cómo se transporta el gas natural?

El gas natural se distribuye mediante gasoductos terrestres o marinos, barcos metaneros o criogénicos que lo transportan en forma líquida y lo descargan para su posterior regasificación y canalización a través de las redes de distribución del país.

Según datos del MITECO, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, España importa el 99 % del gas natural de 10 países distintos. El país cuenta con un 37 % del total de gas natural europeo almacenado, hecho por el que puede llegar a convertirse en el principal mercado organizado o “hub” de gas natural licuado (GNL) de Europa. 

El gas natural, antes de ser transportado, ha de procesarse para cumplir con los estándares de calidad con base en los siguientes parámetros: 

  • El poder calorífico
  • La ausencia de partículas sólidas y agua líquida para proteger los gasoductos de la corrosión. 
  • La cantidad máxima de componentes como el H2S (sulfuro de hidrógeno), mercaptanos y vapor de agua.
  • La relación del poder calorífico superior con respecto a la raíz cuadrada de la densidad relativa conocida como el índice Wobbe.
¿Quieres ahorrar en luz y gas?

Comienza a reducir tu factura

Si quieres reducir tu factura de luz o gas pero no sabes cómo, rellena nuestro formulario y nuestros colaboradores se pondrán en contacto contigo para asesorarte.

Solo puede contener dígitos
Formato de correo inválido
Acepte los términos de privacidad
Debe aceptar recibir comunicaciones de nuestros colaboradores
Publicado el